martes, 22 de noviembre de 2016

Princesa

Una bella princesa estaba buscando consorte.

Nobles y ricos pretendientes llegaban de todas partes con maravillosos regalos: joyas, tierras, ejércitos, tronos… Entre los candidatos se encontraba un joven plebeyo que no tenía más riqueza que el amor y la perseverancia.

Cuando le llegó el momento de hablar, dijo:
- Princesa, te he amado toda la vida. Como soy un hombre pobre y no tengo tesoros para darte, te ofrezco mi sacrificio como prueba de amor. Estaré cien días sentado bajo tu ventana, sin más alimentos que la lluvia y sin más ropas que las que llevo puestas. Esta será mi dote.

La princesa, conmovida por semejante gesto de amor, decidió aceptar:

- Tendrás tu oportunidad: si pasas esa prueba me desposarás.

Así pasaron las horas y los días. El pretendiente permaneció afuera del palacio, soportando el sol, los vientos, la nieve y las noches heladas. Sin pestañear, con la vista fija en el balcón de su amada, el valiente súbdito siguió firme en su empeño sin desfallecer un momento.
 
De vez en cuando la cortina de la ventana real dejaba traslucir la esbelta figura de la princesa, que con un noble gesto y una sonrisa aprobaba la faena. Todo iba a las mil maravillas, se hicieron apuestas y algunos optimistas comenzaron a planear los festejos.

Al llegar el día 99, los pobladores de la zona salieron a animar al próximo monarca. Todo era alegría y jolgorio, pero cuando faltaba una hora para cumplirse el plazo, ante la mirada atónita de los asistentes y la perplejidad de la princesa, el joven se levantó y, sin dar explicación alguna, se alejó lentamente del lugar dónde había permanecido cien días.

Unas semanas después, mientras deambulaba por un solitario camino, un niño de la comarca lo alcanzó y le preguntó a quemarropa: - ¿Qué te ocurrió? Estabas a un paso de lograr la meta, ¿Por qué perdiste esa oportunidad? ¿Por qué te retiraste?

Con profunda consternación y lágrimas mal disimuladas. El plebeyo contestó en voz baja:
- La princesa no me ahorró ni un día de sufrimiento, ni siquiera una hora. No merecía mi amor.


Cuando estamos dispuestos a dar lo mejor de nosotros mismos como prueba de afecto o lealtad, incluso a riesgo de perder nuestra dignidad, merecemos al menos una palabra de comprensión o estímulo. Las personas tienen que hacerse merecedoras del amor que se les ofrece.



Se llama "La princesa busca marido" y es un cuento de Jorge, de Jorge Bucay.

lunes, 21 de noviembre de 2016

viernes, 18 de noviembre de 2016

El amor es un rollo

Ya ando pensando cortar mi camisa de cuadritos para usarla como mantel en nuestro primer picnic, no la cagues porfa.
Jajaja


Querido “Destino”, si vas a poner a la persona perfecta en mi camino, procura que sea el momento adecuado para los dos, no hagas tonterías.


- ¿Llegó tarde? -dijo ella.
- Para mí siempre llegarás tarde... porque siempre querré que llegues antes -dijo él.




Retrocedes tus pasos, vuelves, y sé que lo haces porque sabes que en mi corazón queda un latido que te nombra siempre que cierro los ojos.


Usted es ese regalo bonito de la vida que me devolvió la fe en el amor.


Creo que mi vida se transformó a partir de nuestro encuentro, de ese primer enredo de sonrisas disfrazado de casualidad.





Te mando tantos besos por el aire que un día vas a sentir un vendaval.


Aquellos que desean cantar siempre encuentran una canción.


La distancia entre tú y tus metas se llama actitud.


Si te hizo feliz, no cuenta como error.



El amor es un rollo...


Hablar sin palabras

La distancia más larga entre dos personas es el malentendido.




Lo malo no es hablar con la pared, lo malo es cuando la pared te responde.


Es de mala educación hablar con la boca llena de ignorancia.


Dicen las estrellas que los fugaces somos nosotros.
Si no lo dices ahora, ¿a qué esperas?


Conoces a las personas por cómo hablan de otros estando contigo.


Hay personas que se divierten metiéndose en la vida de los demás, yo me divierto saliendo de la vida de esas personas. 


Ya no creo en las palabras, prefiero que me demuestren las cosas, porque con palabras todos somos buenos.


Tu teléfono podrá tener Wi-Fi, 3 cámaras, pantalla táctil, TV, mp3, microondas, refrigerador, sofá-cama, pero nunca tendrá un mensaje mío.


Un hombre muy sabio decía:
"La gente notará los cambios en nuestra actitud hacia ellos, pero nunca notarán el comportamiento suyo que nos hizo cambiar".


Si le dejas de hablar a una persona que quieres, y esa persona no te busca, créeme... es la mejor opción de tu vida.



Ser el amor platónico de tu amor platónico, y por no hablar, ser amores platónicos pero cada uno en su casa.


El silencio es un arma que también mata.


Para irte no necesitas romper nada, ni siquiera el silencio.


Al final la sonrisa es un buen principio.


Cuando descuelgues el teléfono, sonríe, la persona que te llama lo notará.


Qué sería de lo que digo sin lo que no.



Si quieres sonreír un poco más, mira la entrada:
Conjugación del verbo dialogar
http://jorgegarciarivas.blogspot.com/2016/10/conjugacion-del-verbo-dialogar.html

Anti gripal para el desamor

El desamor es como una gripe, tarde o temprano la pillas, y hay que pasarla, cada uno como puede... Hay gripes que te dan más fuerte o más débil, y hay que tener en cuenta siempre en cómo te agarra el cuerpo. Normalmente hay síntomas que se van notando...
Una gripe (el desamor) tiene su período de incubación, también existe el momento de pensar qué te la hizo pillar, casi siempre por frío... Y como no, tiene el tiempo que estás convaleciente.
Ah! Contra el desamor no hay vacuna, y si la hay, no hace efecto, porque todos los amores mutan, normalmente al año.
Los cuerpos, pasadas unas gripes, se hacen más resistentes. Sólo amores más potentes te hacer recaer de nuevo. Pero la mente, si está sana, es el mejor anti gripal: auto cura se llama.

Os dejo algunas frases que personas convalecientes han escrito en alguna ocasión, pueden serviros o no, ayudaros, haceros pensar, o hasta reír. Incluso algunas las habrán escrito personas en pleno amor, profesionales de la palabra, pero con la mente donde no deberían tenerla. Cuando estés sin "gripe", disfruta, cuando tengas "gripe", cúrate, hazlo por ti, y por los que te rodean.

Saludos





Guardo las ilusiones en tuppers porque siempre me hago demasiadas.


- Te quiero un huevo.
- Cuando me quieras con dos cojones, me avisas.


No le dije nada porque, ¿qué se le dice a alguien que se va y te deja tan desordenado el corazón?


- Ojalá algún día encuentre un hombre como tú. 
- Yo soy un hombre como yo...
- Pero otro.


Al final, al único que le importa que tengas buen corazón es al cardiólogo.


No te deseo ningún castigo, ni siquiera que estés durmiendo con otra persona, y soñando conmigo.


"Nunca dejes algo bueno para encontrar algo mejor porque cuando descubras que tenías algo bueno lo bueno habrá encontrado algo mejor"


Ni tú eres para tanto, ni yo soy para tan poco.




Epitafio para amantes:
Morir de amor es un dolor asumible.
Lo insoportable es resucitar solo.


Y si el tren se escapa... COGE OTRO, y otro. Los que sean necesarios.
Pero no te quedes lloriqueando en la estación.


Cómo pretendes volar, si no te alejas de los que te arrancan las plumas.


Es complicado que no duela, aunque para ti ya estaba claro que la puerta estaría abierta, siempre andas de paso...


Si pudiste amar tanto a la persona equivocada, imagínate cuánto amaras a la correcta.


He conocido parasiempres que no duraron un día, y adioses que nunca se fueron.


Todo vuelve.
Menos esa persona que te quería en serio y la descuidaste.


A cada decepción le llega su olvido.





Quédate con la fea porque la guapa te acabará dejando por otro, puede que la fea también, pero como es fea te importará menos.


A veces abres el alma de par en par y resulta que el amor era impar.


Algunos no tienen miedo de intentarlo de nuevo, sólo tienen miedo de ser heridos por la misma razón.


Soy de quedarme donde siento la libertad de poder irme.


Me preguntaron si saldría con una persona sin una pierna o sin un brazo. Por supuesto que sí... eso sería lo de menos... ya salí con personas sin corazón, sin cerebro y hasta sin "huevos".


Una desilusión no es más que una situación que te ayuda a salir del lugar incorrecto.


Vivimos en un mundo donde el funeral importa más que el muerto, la boda más que el amor y el físico más que el intelecto. Vivimos en la cultura del envase, que desprecia el contenido.
Eduardo Galeano


Si lograste engañar a una persona, no quiere decir que sea tonta, quiere decir que confiaba en ti más de lo que te merecías.
Charles Bukowski


Cuando algo malo té suceda, tienes 3 opciones:
- Dejar que te marque.
- Dejar que te destruya.
- O dejar que te fortalezca.


He visto (y notado) besos más sinceros en los aeropuertos que en las bodas.


Me gustan las personas que saben ir en dirección contraria sin atropellar a nadie.


A veces vuelven, nada más, así, porque no encontraron un refugio mejor...


Hay personas que reparan corazones que no rompieron.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Las hijas son de los padres

Me gusta compartir opiniones, reflexiones, ideas... que voy leyendo. Si a ti también te gusta, genial.

Saludos


10 cosas que una niña necesita que su papá sepa para ser una mujer fuerte

Las pequeñas aman a sus padres, creen que es un héroe capaz de hacer cualquier cosa. Pero a veces cuando son pequeñas no son capaces de decir las cosas que quisieran. Para que esa pequeña crezca como una mujer fuerte, necesita ciertas cosas de su padre.

Así que, para todos los padres de niñas pequeñas que aún no son lo suficientemente grandes para pedirle lo que necesitan, aquí un lista de las cosas que quisiéramos que supieras:

1. La manera en que me ames es como me amaré a mí misma

2. Pregúntame cómo me siento y escucha mi respuesta, necesito saber que me valoras antes de comprender mi verdadero valor

3. Estoy aprendiendo cómo debería ser tratada por como tratas a mi madre, estés o no casado con ella

4. Puedo sentir que estás enfadado conmigo aunque no lo entienda, así que háblame

5. Cuando tu tono es gentil, comprendo lo que me dices de mejor manera

6. Si me enseñas a sentirme segura cuando estoy contigo, sabré como cuidarme mejor de aquellos hombres que son peligrosos

7. Enséñame a amar las artes, la ciencia y la naturaleza; y aprenderé que el intelecto es más importante que mi talla de ropa

8. Si demuestras ternura, aprenderé a aceptar mi vulnerabilidad en vez de tenerle miedo

9. Cuando me dejes ayudarte a arreglar el coche y pintar la casa, creeré que puedo hacer cualquier cosa que un hombre pueda hacer

10. Abrázame, cógeme y bésame de todas las formas buenas y puras que un padre puede hacer. Necesito comprender lo que el amor saludable significa


http://corazon.pe/estilo-de-vida/familia-y-hogar/10-cosas-que-una-nina-necesita-que-su-papa-sepa-para-ser-una-mujer-fuerte-noticia-952892


martes, 15 de noviembre de 2016

La merienda del niño (por Arturo Pérez-Reverte)

Comparto...

XL semanal

La merienda del niño

PATENTE DE CORSO

Divorciado. Mi amigo Paco -lo llamaremos Paco para no complicarle más la vida- es divorciado desde hace tiempo, de ésos a los que la mujer, un día y como si no viniera a cuento, aunque siempre viene, le dijo: «Ahí te quedas, gilipollas, porque me tienes harta», y se largó de casa. Al principio, como tienen un hijo de ocho años, la cosa funcionó en plan amistoso, pensión de mutuo acuerdo y demás, tú a Boston y yo a California. Pero la ex legítima, cuenta Paco, se juntó con unas cuantas amigas también divorciadas que empezaron a crear ambiente. Cómo dejas que ese hijoputa se vaya de rositas, sácale los tuétanos, y cosas así. Lo normal. Además, una de las compis era abogada, así que Paco lo tenía claro. Su ex lo pensó mejor, se le puso flamenca, y al año de separarse le había quitado la casa, el coche, el perro, las tres cuartas partes del sueldo y la custodia del niño. «Y no me quitó la moto -dice Paco-, porque me arrastré como un gusano, suplicando que me la dejara».

Desde entonces, un día a la semana, mi amigo va a recoger a su hijo al cole. En Madrid. Se trata, me cuenta, de uno de esos colegios pijoprogres de barrio ídem, por Chamberí, con papis modernos y enrollados -«como lo era yo, te lo juro, hasta que esa zorra me dio por saco», matiza Paco-, donde a las criaturas se les quita horas de Lengua, de Historia y de Ciencias para darles Valores y Buen Rollito, Estabilidad Emocional, Dinámica de Grupo, Gramática de Género y Génera, Convivencia de Civilizaciones, Acogida a Refugiados y otras materias de vital importancia.

Paco tiene mala imagen en el cole de su hijo. Seguramente se debe a que el curso pasado, en la fiesta de Halloween, o de Acción de Gracias, o del Ramadán, una de ésas -Navidad o Reyes no eran, seguro, pues no se celebran para no ofender a los padres y niños no creyentes-, donde el asunto para disfrazar a los niños eran los piratas del Caribe, a Paco se le ocurrió vestir a su hijo, que le tocaba en casa ese día, con un parche en el ojo y una espada de plástico. Y cuando la profesora vio llegar al niño de la mano de su padre, lo primero que hizo fue quitarle el parche y la espada. El parche, dijo indignada, porque podía herir la sensibilidad de las personas con alguna minusvalía de visión ocular; y la espada de plástico, porque en ese colegio las armas estaban prohibidas. Y cuando Paco argumentó que los piratas llevaban armas para sus abordajes y masacres, la profe zanjó el asunto con un seco: «También había piratas buenos».

Pero la peor fama de Paco en el colegio de su hijo, piratas y parche aparte, viene de la cosa alimentaria: la merienda. No hay una sola madre con hijo allí que no sea una talibán de la alimentación sana; y como el gran enemigo de las madres progres son la harina refinada y las bebidas carbonatadas, cuando acuden a buscar a los niños todas van provistas de fruta ultrasana, zumo de papaya virgen, pan de pipas, pan integral con levadura madre enriquecida con semillas, jamón york ecológico, queso de leche de soja o tortilla de huevos de gallinas salvajes que viven en libertad, igualdad y fraternidad. Los carbohidratos, naturalmente, sólo se consienten en los cumpleaños; y según cuenta Paco, basta pronunciar la palabra Nocilla para ganarte una oleada de miradas asesinas. Al principio, dice, esperaba a su hijo en la puerta del cole con la moto y un donut o un bollicao. «Y como los otros críos miraban al mío con envidia, no puedes imaginarte el odio con el que me trataban algunas madres. Como si fuera un terrorista. Hasta dejaron de invitar a mi hijo a los cumpleaños y fiestas de pijamas». Alguna, incluso, hasta se ha chivado a la del niño: «Deberías vigilar lo que le da de comer tu ex marido».

Así que, en los últimos tiempos, Paco y su vástago han pasado a la clandestinidad en cuestión de meriendas, utilizando entre ellos una jerga en código que los protege de la Gestapo materno-escolar. Cuando el enano sale de clase con los compañeros, ya está adiestrado para preguntar a su padre cosas como «¿Qué hay de lo que tú sabes?», a lo que Paco responde, tras mirar prudente a un lado y a otro: «Tranqui colega, ahora te lo paso». Entonces el zagal le guiña un ojo y pregunta, susurrando esperanzado: «¿Foskito?». Pero Paco mueve la cabeza: «Hoy toca zoológico», responde. Y mientras suben a la moto, clandestinamente, ocultándolo bajo el anorak de su hijo, le pasa la pantera rosa o el tigretón.


Enlace:
http://www.xlsemanal.com/firmas/20161114/perez-reverte-merienda-nino.html



Ciclos / ritmos circadianos

He leído algo curioso, espero que os guste, y que no os dé el sueño...

En los mamíferos, el ritmo circadiano más importante es el de vigilia - sueño. El ciclo circadiano es un ciclo biológico intrínseco de carácter periódico, manifestado cada 24 horas.

¿Hay de eso en los barcos? Porque yo creo que aquí, los que estamos a guardias, siempre andamos medio despiertos o medio dormidos. Depende del mamífero.

El ciclo normal:

06:00  Aumenta la presión sanguínea.
07:30  Cesa la secreción de melatonina.
08:30  Comienza el movimiento intestinal (el cuerpo pide papas).
09:00  Máxima secreción de testosterona.
10:00  Estado de máxima atención (justo en este estado es cuando vamos al café, es alucinante).
14:30  Máxima coordinación (aquí los hombres incluso podemos hacer dos cosas a la vez).
15:30  Máxima capacidad de respuesta (en este punto están equivocados, porque la siesta cansa...).
17:00  Máxima eficiencia cardiovascular y muscular.
18:30  Presión sanguínea más elevada (hora ideal para ir a donar sangre).
19:00  Máxima temperatura corporal (hora ideal para... eso, me callo).
21:00  Inicio de secreción de melatonina.
22:30  Cesa el movimiento intestinal.
02:00  Sueño profundo.
04:30  Mínima temperatura corporal (es cuando tiras de la manta "parriba").
Y vuelta a empezar, salvo que sea domingo que empiezas más tarde.

Dormir de momento es gratis

Me voy a mejorar y fortalecer la memoria.

Me voy a agudizar la atención, a mejorar la concentración.

Me voy a reducir mis niveles de estrés.

Me voy a mantener mi peso, a controlar mi metabolismo.

Me voy a mantener sano, y disminuir riesgos de ataque al corazón.

Me voy a vivir mejor, sentirme mejor.

Me voy a mejorar la creatividad, a reforzar los componentes emocionales.

...

Al menos 6 horas... Si puedo mejor 8...

...


Me voy a dormir.




Nota marinera:
No hay mejor almohada que una conciencia tranquila.

domingo, 13 de noviembre de 2016

No hay café que por bien no venga




No hay sueño, hay tazas de café de menos.

La vida comienza después de un café.




Ese minuto sentado al borde de la cama a las 7 de la mañana, en el que entiendes perfectamente porqué Peter Pan no quería crecer...

Ese café que hace que te levantes...




¿A partir de qué café nos hicimos amigos? ¿El 5º, el 6º? ¡Joder eso se avisa! ¡Uno menos y nos estaríamos acostando!


Te quiero a la distancia de un par de cafés.




Muchas veces la distancia une más que nada, ya que lo que más se extraña más se piensa, y lo que más se piensa, más se quiere.




Esa que yo quiero, no es la típica mujer a la que compras una rosa y la enamoras. Esa que estoy esperando es la que prefiere un gesto, un girasol, un libro, un café... Esa que aún no conozco, esa quiero, con miel o con azúcar, pero con esa... un buen café.




El amor hay que disfrutarlo a cada gota...



Yo los lunes hasta que tomo un par de cafés y son las 5 de la tarde del viernes, no soy persona.




El café ayuda a quien duerme poco y SUEÑA mucho.

#coffeeonboard



Ni está en Etiopía, ni en Brasil, ni en Colombia ni Kenia, ni siquiera el café que "cagan" esos monos... El mejor café está en donde te encuentres en cada momento, si lo sabes disfrutar.



El café es la segunda mercancía más comercializada en el mundo después del petróleo.

Para curiosos o quien desee saber un poco más:
http://cualesel.net/mejor-cafe-del-mundo/




El putibarco

Comparto algo interesante...


Iñaki Berazaluce


putibarco

No son putas, son princesas.


Cuando se le pregunta al personal qué haría si le tocara la Lotería, la respuesta habitual (en público, al menos) es “hacer un viaje y tapar algunos agujeros”. Cuando el premio Gordo no te toca sino que te viene regalado -en forma de oro negro bajo el subsuelo del terreno de tu abuelos, pastores de dromedarios- haces ambas cosas (viajar y tapar agujeros) pero a lo grande. Por poner un ejemplo, te plantas cada año en Ibiza con el yate más grande del mundo y un segundo barco, un poco más modesto (pero capaz de hacer sombra a un Transmediterránea) cargado de un surtido de las putas más selectas de Brasil, Rusia y Francia. Bueno, escorts, ustedes me entienden.

Esto es lo que viene haciendo un verano sí y otro también Abdul Aziz bin Fahd Al Saud, a la sazón, hijo predilecto del fallecido rey Fahd de Arabia Saudí, un individuo que nunca jugó en la división de los multimillonarios porque nació directamente en la Golden League, la de los asquerosamente ricos. Como no podía ser otra cosa, Abdul es un vividor que cada mes de julio riega con el maná de petrodólares las Pitiusas -Ibiza y Formentera-, un archipiélago donde el non olet (el dinero no huele, sólo compra cosas, que decían los romanos) es principio rector.


prince abdu


Según cuenta el periodista de ‘El Diario de Ibiza’ Joan Lluis Ferrer en su libro-reportaje ‘Ibiza, la isla de los ricos’, el jeque es un tipo campechano -una cualidad al parecer muy apreciada entre la realeza- que lo mismo deja 30.000 euros de propina a los croupiers del Casino de Ibiza que se toma un helado con Mónica, la propietaria de Los Valencianos en el puerto de Vila, a escasos metros de donde aparca su yate, un mamotreto de 147 metros que pasamos a describir:

“El Prince Abdulaziz es el típico buque de jeque árabe: 147 metros de eslora, con un helipuerto en su proa, sistema antimisiles, una tripulación de 66 personas y otros tantos pasajeros (…) Quienes han entrado en su interior refieren todo tipo de lujos en grado superlativo: grifería de oro, suelos de maderas nobles… Cada vez que el buque ha de repostar combustible llena su depósito con 400.000 litros, lo que supones un gasto de 600.000 euros…”, relata el periodista.

En fin, no queremos aburrirles con esta exhibición impúdica de ostentación. Vamos al grano: a las putas. En el yate principal viaja el jeque Abdul Aziz y su cuadrilla(masculina, como es preceptivo entre los seguidores del Profeta), pero la flotilla suele estar integrada por otros dos macroyates, el Turama y el Al Diriyah.


turama


Prosigue Joan Lluis Ferrer, “en uno viaja el séquito del príncipe y en otro, la compañía femenina, que es renovada cada semana mediante vuelos llegados directamente desde Londres y París. Son mujeres de una belleza despampanante y físico escultural, que se pasan semanas enteras a cuerpo de rey, sin otra cosa que entregarse al ocio, ir a restaurantes y tomar el sol en la playa y, de vez en cuando, atender los requerimientos de los jeques que las han contratado”. Vacaciones en el mar. Dan ganas de apuntarse, ¿eh?

Quienes se han cruzado con el barco de las meretrices en Ibiza relatan escenas propias de una fantasía erótica viril, nada casualmente parecidas al prometido paraíso de los musulmanes: un harén de vírgenes y suculentos manjares, aunque lo de vírgenes en este caso se puede pasar por alto.


Al Diriyah


Quique Mantecón, aventurero madrileño afincado en Ibiza, se topó con la comitiva de meretrices en una playa de Ses Illetes, en Formentera: “Eran unas 30, divididas un poco artificialmente en grupos de cinco, todas con bikinis y toallas blancos. Muchas eran eslavas, pero también había alguna española. Los jeques estaban a unos 20 metros de distancia, como vigilando el ganado. No estoy seguro de que fueran putas, tal vez algunas eran go-gos, aunque sospecho que la diferencia entre uno y otro desempeño depende del tamaño del fajo”.

De todos modos, me aclara me Ferrer, “muchas veces estas chicas son sólo decorativas, es más de lo mismo: una manera de exhibirse y demostrar su poderío. Lo mismo que la flota de 70 Mercedes negros de gama alta que viajan en las bodegas del barco y que cada día pasan por el túnel de lavado sin haber pillado una mota de polvo”.


el-dinero-no-es-la-felicidad-pero-te-puede-comprar-un-yate-con-putas-y-cuando-has-visto-a-alguien-triste-en-un-yate-con-putas


Pero no todo van a ser truchas y piscinas en el veraneo a todo trapo del jeque saudí. Otra anécdota que me contaron en el archipiélago puede servir para sopesar la insoportable levedad del ser (un príncipe saudí, en este caso): Abdul Aziz quería pasar un día en la playa. Es bien sabido que una playa paradisíaca puede llegar a ser terriblemente aburrida, así que sus secretarios desembarcaron (del yate Turama, 117 metros,70 pasajeros) con el mandato de “crear ambiente”. Para ello contrataron por un día a un grupo de “bosquimanos” (nombre con el se conoce a los viajeros o temporeros que habitan en los bosques de sabinas de Formentera, a falta de casa y cama) para que “hicieran malabares y cosas hippies”. Con la parte folklórica ya resuelta, los productores de la jornada playera montaron un chiringuito para que el jeque pudiera tomarse un quéseyo y decoraron la barra con las jamonas de la semana (descargadas directamente del buque Al Diriyah, el de las putas, 79 metros, 16 pasajeros). Abdul Aziz pasó su día de playa, volvió a la nave nodriza, se pagó a los hippies y se recogió el chiringuito. La playa volvió a ser el soporífero arenal formenteril que era antes de la Real visita.

 

‘Ibiza, la isla de los ricos’disponible ya en su Amazon más cercano.

Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic



miércoles, 9 de noviembre de 2016

9 pisos




Sin comentarios


martes, 8 de noviembre de 2016

La calidad de vida no se la lleva la corriente

"La vida es como un río, no se puede tocar el mismo agua dos veces, porque el agua de la corriente que ha pasado nunca pasará de nuevo.
Disfruten cada gota y cada corriente de cada momento de su vida."


Cuando me toque morir nadie morirá en mi lugar, así que de ahora en adelante, voy a vivir lo que nadie vivirá por mí.



No siempre conseguimos lo que queremos, pero tarde o temprano, la vida nos concede aquello que merecemos.


Hoy me he levantado tan optimista, que si te mando a la mierda, te pongo un bocadillo para el camino.


La distancia en una pareja es a veces buena, la distancia es proporcional al interés.
Si aumenta la distancia así como el interés, estás en buen camino, y recorrerlo para que la distancia disminuya será toda una interesante emoción.


LA LÓGICA TE LLEVARÁ DEL PUNTO A AL PUNTO B, LA IMAGINACIÓN TE LLEVARÁ A DÓNDE SEA.
Albert Einstein




Viaja y no se lo digas a nadie.
Vive una verdadera historia de amor, y no se la cuentes a nadie.
Vive feliz y no lo digas a nadie.
La gente con su envidia arruina las cosas hermosas.


Parece mentira, pero tú calidad de vida mejora drásticamente cuando te rodeas de personas amorosas y cariñosas, inteligentes y sensatas, buenas, positivas, activas y amables.

Admiro a quien se da cuanta de ello.




domingo, 6 de noviembre de 2016

¿Para ti qué es lo mejor del mundo?

He estado alrededor del mundo,
de Este a Oeste,
de Norte a Sur.
El HOGAR es el mejor lugar de la Tierra.




I have been around the World,
from East to West,
from North to South.
HOME is the best place on Earth.


Tengo morriña.


¿Para ti qué es lo mejor del mundo?

sábado, 5 de noviembre de 2016

Cebollas y castañas





EL TRUCO ESTÁ EN VOLVERSE FUERTE DE CORAZÓN SIN PERDER LA TERNURA DEL ALMA.



(Foto de David Balado, gracias por compartirlas)


ME ENCANTA EL ESTRUENDO QUE HACE MI SILENCIO EN TU CABEZA.




ENAMORARSE DE UNA CEBOLLA NO ES MALO, LAS LÁGRIMAS VIENEN CUANDO HAY QUE CORTAR.

Son mejores las castañas.




... alguien a quien le apetezca tanto como a mí el plan de ir de librerías, comprar golosinas y estrenar páginas leyendo en la misma cama...


Cuando no arriesgas, te empiezan a salir peros en el pecho.


Si dejas el amor en punto muerto, lo puedes perder cuesta abajo.


La buena memoria consiste en saber de qué es mejor olvidarse.




"La distancia no es el problema. El problema somos los humanos, que no sabemos amar sin tocar, sin ver o escuchar. Y el amor se siente en el corazón. No con el cuerpo."
Gabriel García Márquez


Cuando realmente amas a alguien, la edad, el peso, la altura y la distancia, son simplemente números.


Hay personas que te hacen sentir que están hechas para ti, que saben cómo hacer de lo cotidiano algo majestuoso. Aunque no estén a tu lado.


El que quiere, al final gana...




LA VIDA NO ES PARA LLEVAR, ES PARA COMÉRSELA AQUÍ.


Te dicen "ven" y te agobias, te dicen "quédate" y te asustas, te dicen "me voy" y te entristeces, luego te mandan a la mierda y te extrañas.



Nota marinera:
Cuidado con sacar conclusiones del cajón de las suposiciones porque te pillas los dedos fijo.
Lo de "basado en hechos reales" es para las películas.
Y hablando de películas... algo que leí y me sacó una sonrisa, jajaja, espero repetirla en ti cuando lo leas:

"¿Sabéis esas películas en las que un tipo normalito logra enamorar a una mujer impresionante?
Pues tampoco están basadas en mi vida."

Buen día.

Esos vagos maleantes

Quiero compartir algo...



"Ahí están de nuevo esos vagos maleantes que sólo saben recaudar cuando llegan las pagas extras. Esa panda de inútiles que no saben ni leer.
Míralo, de pie con los brazos cruzados mientras nosotros les pagamos su sueldo.




¿Ha pensado esto alguna vez?

Si lo ha hecho es seguramente porque nunca ha subido a un patrullero o motocicleta en servicio de urgencias. Porque no ha sentido nunca la adrenalina correr por sus venas a casi tanta velocidad como lo hace el vehículo policial que acude a un accidente grave, donde usted mismo o un familiar suyo o de cualquiera de nosotros pudiera haberse visto implicado, o a una reyerta multitudinaria en una feria, en la puerta de una discoteca o en cualquier otro oscuro lugar del municipio donde usted reside.

Si lo ha hecho es porque puede que usted sea practicante del deporte por excelencia de los españoles: el marujing. 
Sepa usted que en esos instantes no se piensa ni en el hijo que está en la casa esperando a que llegue papá para darle un beso de buenas noches y acostarlo, ni en la esposa que está haciendo las maletas para ir una semana de vacaciones a una playa cualquiera, después de no haber podido disfrutar con su marido de una semana santa, una feria, o unas navidades, porque en esas fechas alguien tiene que estar velando porque sus hijos y usted mismo pueda disfrutarlas como lo merece. En esos momentos no se piensa en la madre siempre preocupada porque su hijo está trabajando en la calle y es el centro de miradas y la diana andante para algunos despreciables. En esos instantes solo se piensa en llegar lo más rápido posible al lugar, sin ser conscientes del peligro que se corre.

Si es de los que piensan que solo valen para multar, permítame usted que le corrija y le diga que está muy equivocado. Eso es quizás lo que parte de la sociedad ve o quiere ver, porque cuando se enfrentan a un hombre en su vivienda con un cuchillo de cocina sobre la muñeca de su pareja, señor contribuyente eso usted no lo ve. Y si lo ve, quizas sea desde el balcón de su casa.

Y para nada hay intención alguna de tratar de hacerles héroes (como en otros países), porque son servidores del pueblo y para ello salen a la calle cada día cada tarde y cada noche, para eso y por eso se les paga. Es un trabajo más, que como otro cualquiera se merece el mismo respeto. Y es triste ver como para una parte de la sociedad, para esos que les ven como simples recaderos del alcalde de turno, son tan solo recaudadores públicos. 

Si usted es un buen ciudadano, que no roba, mata, trafica, estafa, etc.., pero circula sin cinturón de seguridad o estaciona en doble fila impidiendo que otro buen ciudadano pueda ir al trabajo, ellos también estarán ahí. Y por tocar el bolsillo del buen ciudadano se les cuelga el cartel de malos, de cuerpo de segunda categoría. Piense y recapacite, porque a quien llama usted cuando es el que no puede utilizar su vehículo porque otro buen ciudadano le impide salir hacia el trabajo.

Señor y señora, yo soy uno de ellos que, tras muchos años opositando por los recónditos pueblos de Andalucía, tras darle muchas vueltas al código penal, ley orgánica de seguridad ciudadana, ley de enjuiciamiento criminal, y un sin fin de normativa, ahora puede vestir de amarillo. La profesionalidad no va ni en el grado de estudios que se tenga (aunque permítame que le aclare que muchos de esos inútiles son licenciados en derecho, informática, estudios de criminología, psicólogía, periodismo,etc...), ni en el color del uniforme que lleves puesto (en todas las profesiones hay ovejas negras, en la suya también. Me gustaría decir que no es así, pero mentiría).

Yo soy uno de esos vagos que no sólo ha denunciado a buenos ciudadanos por no recoger los excrementos de sus animales, por circular sin casco protector o por poner la música a un sonido que impide el descanso de su vecino. Soy uno de esos de amarillo que también ha intervenido en numerosas peleas, apuñalamientos, individuos en busca y captura, accidentes con muertos, violencia en el ámbito familiar, robos, hurtos, incendios intencionados, daños, tráfico de drogas, estafas, recuperación de vehículos robados, etc etc.

Soy uno de los que ha quitado de la calle a conductores completamente ebrios, que circulaban de lado a lado, y que reciben además amenazas por conocer o ser amigo o familiar de este o de aquel. Quizás evité con ello un mal mayor. O quizás fue para recaudar.

De esos criticados en plena calle por intervenir la mercancía a un pobre hombre que vende sin licencia para alimentar a su familia. Disculpe señor, pero no somos quienes escriben las normas, somos tan solo los que recibimos la llamada de quien tiene una tienda a tres metros por la que paga religiosamente sus impuestos y ve afectado su negocio por competencia desleal.

Soy uno de ellos que acoge en sus brazos a una mujer desesperada y fuera de sí, y que impidie que se acerque a la avioneta en que viajaba su marido, un viaje de recreo que ella misma le regaló por su aniversario, y que segundos antes ha presenciado horrorizada con sus propios ojos como se precipitaba en picado al suelo.

Esos que teniendo concedidas vacaciones en nochebuena, se les avisó por teléfono el día antes para informarles que por necesidades del servicio quedaban dichas vacaciones anuladas, y pasó las fiestas ayudando al padre o abuelo de un buen vecino, de avanzada edad, a levantarse del suelo de su habitación, llevando a jóvenes al hospital por haber sufrido intoxicación etílica, o mediando en altercados en la vía pública.

También soy de esos que han sufrido lesiones en la calle y han sido agredidos en alguna intervención y ve como el castigo ha consistido en 60 euros de multa. Soy de esos que se han visto asimismo en un banquillo delante de un juez para explicar el motivo del empleo de la fuerza mínima necesaria para detener a un individuo que ha golpeado a su compañero con una barra de hierro o que ha intentado arrebatarle el arma, totalmente influenciado por sustancias estupefacientes.

Y si claro que si, también soy de los que a veces no ha estado tan acertado, ha tenido un mal día o ha llegado a casa pensando que seguro podría haber resuelto mejor alguna situación que otra.

Aunque no tengo ninguna duda que estas líneas servirán de pie para seguir jugando al marujing, y criticando que son tal o cual (y no dudo tampoco que haya usted tenido alguna mala experiencia, porque reitero que por desgracia ovejas negras hay en todos los lugares, pero no vamos a meter por ello en el mismo saco a todos) me despido, que voy a besar a mi hijo, decirle que le quiero mucho y darle su regalo de cumpleaños, porque no podré estar en su fiesta esta tarde.. tengo que ponerme el uniforme de malo y cumplir con mi deber.

Buenas tardes."



(Por Isaac Ortiz)