viernes, 18 de noviembre de 2016

Hablar sin palabras

La distancia más larga entre dos personas es el malentendido.




Lo malo no es hablar con la pared, lo malo es cuando la pared te responde.


Es de mala educación hablar con la boca llena de ignorancia.


Dicen las estrellas que los fugaces somos nosotros.
Si no lo dices ahora, ¿a qué esperas?


Conoces a las personas por cómo hablan de otros estando contigo.


Hay personas que se divierten metiéndose en la vida de los demás, yo me divierto saliendo de la vida de esas personas. 


Ya no creo en las palabras, prefiero que me demuestren las cosas, porque con palabras todos somos buenos.


Tu teléfono podrá tener Wi-Fi, 3 cámaras, pantalla táctil, TV, mp3, microondas, refrigerador, sofá-cama, pero nunca tendrá un mensaje mío.


Un hombre muy sabio decía:
"La gente notará los cambios en nuestra actitud hacia ellos, pero nunca notarán el comportamiento suyo que nos hizo cambiar".


Si le dejas de hablar a una persona que quieres, y esa persona no te busca, créeme... es la mejor opción de tu vida.



Ser el amor platónico de tu amor platónico, y por no hablar, ser amores platónicos pero cada uno en su casa.


El silencio es un arma que también mata.


Para irte no necesitas romper nada, ni siquiera el silencio.


Al final la sonrisa es un buen principio.


Cuando descuelgues el teléfono, sonríe, la persona que te llama lo notará.


Qué sería de lo que digo sin lo que no.



Si quieres sonreír un poco más, mira la entrada:
Conjugación del verbo dialogar
http://jorgegarciarivas.blogspot.com/2016/10/conjugacion-del-verbo-dialogar.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada